Materiales en contacto con alimentos

¿Por qué es necesaria su reglamentación?, ¿pueden ceder sustancias a los alimentos?,¿son seguros?

Estos materiales están en contacto directo o indirecto con los alimentos que consumimos y su uso está regulado a nivel nacional y europeo, de hecho el proceso de armonización destinado a sustituir las leyes nacionales por el derecho comunitario aún no se ha completado.

Existen 3 tipos de normas en derecho comunitario de la Unión Europea aplicables a los materiales en contacto con alimentos (MCA):

  1. Normas aplicables a todos los materiales
  2. Normas aplicables a un solo material (plásticos, cerámicas, films de delulosa regenerada, materiales ativos e inteligentes y plástico reciclado).
  3. Normas aplicables a sustancias concretas (nitrosaminas, BADGE/BFDGE/NOGE)

¿Por qué es necesaria una regulación sobre materiales en contacto con alimentos?

Ningún material es inerte; ni siquiera el vidrio y el acero inoxidable, tradicionalmente considerados inertes lo son, puesto que liberan sustancias en los alimentos con los que entran en contacto.

¿Cómo se produce la cesión de sustancias de los MCA a los alimentos?

Las sustancias de los alimentos pueden extraer las sustancias procedentes de los materiales en contacto mediante varios mecanismos. Este paso de sustancias procedentes de los MCA a los alimentos se denomina «migración».

Existen 3 mecanismos mediante los que se produce la migración:

Transferencia por migración (difusión):
Este fenómeno no es otra cosa que el «principio de los vasos comunicantes de Pascal». Una sustancia migra de las capas donde se encuentra a mayor concentración a las que se encuentra a menor concentración.

Transferencia por volatilización (difusión):
Bajo ciertas condiciones se produce una evaporación de sustancias volátiles del material en contacto con el alimento, su posterior condensación y migración al alimento.

Transferencia por set-off (repinte):
Transferencia de componentes de una superficie impresa no destinada a entrar en contacto con alimentos a una superficie en contacto con alimentos a través del contacto físico. Suele ocurrir durante el almacenamiento. Las tintas de impresión son ampliamente utilizadas por los fabricantes y distribuidores de envases para proporcionar información sobre las características de los productos envasados.
La capa exterior impresa de un envasado de alimentos puede transferir productos químicos a la capa interior que está en contacto directo con los alimentos, cuando ambas capas se ponen en contacto directo entre sí. La “migración off-set” se produce cuando envases de cartón para bebidas se almacenan en rollos, o cuando los vasos de papel se apilan uno dentro de otro.

Fuente: ase_fapi.es

Un MCA se acepta si el nivel de migración de una sustancia es menor que el nivel de esta sustancia considerado seguro.

Los MCA pueden liberar sustancias en los alimentos. Los consumidores pueden ingerir una cierta cantidad de estas sustancias junto con el alimento. ¿Hay riesgos para los consumidores? Se debe hacer una evaluación de riesgos para un MCA que determine la toxicidad de estas sustancias que han migrado y compararlo con la exposición.

Las diferencias nacionales en la legislación sobre los MCA suponen trabas al comercio, y por ello la Unión Europea puso en marcha dos mecanismos para solucionar este problema:

  1. Con la creación de normativas europeas que sustituyan a las leyes nacionales («armonización»).
  2. A través del «principio de reconocimiento mutuo». Este principio se aplica si un material cumple con una de las legislaciones vigentes en un Estado Miembro y se comercializa en él; esto implica que el producto puede circular libremente en todos los países de la Unión bajo ciertas condiciones.

El Reglamento Marco (UE) 1935/2004:

Este reglamento establece los requisitos generales para los MCA y permite la adopción de medidas específicas para materiales concretos.

Este reglamento se aplica a materiales y objetos que como productos acabados están destinados a entrar en contacto con alimentos, ya han entrado en contacto con alimentos o puede razonablemente esperarse que entren en contacto con alimentos (esto es muy importante porque podríamos llegar a plantearnos si nuestro escritorio de la oficina debe cumplir los requisitos de esta normativa; está claro que no).

En la práctica se apica a:
Materiales de embalaje, utensilios de cocina y mesa, recipientes y máquinas de procesado de alimentos.
No se aplica a tuberías de agua corriente (ya están reguladas en la normativa de construcción), antigüedades (se entiende que el número de unidades es muy limitado) y materiales de recubrimiento del alimento que pueden ser ingeridos.

Tipo de contacto entre el MCA y la comida:
1. Directo: cuando el MCA está en contacto físico con los alimentos (cucharas, sartenes, material de embalaje, moldes para horno, etc.)

2. Indirecto: bien por transferencia de sustancias volátiles (alimentos en una bolsa de papel embalados en una caja de cartón) o por difusión de sustancias a través de otra capa (adhesivos que unen una etiqueta de papel a una bolsa de plástico que contiene alimentos.)

Requisitos generales:

  1. Los materiales y objetos, incluidos los materiales y objetos activos e inteligentes, deberán estar fabricados conforme a las buenas prácticas de fabricación para que, en condiciones normales o previsibles de uso, no transfieran sus componentes a los alimentos en cantidade que puedan:
    a) Poner en peligro la salud humana
    b) Provocar una modificación inaceptable de la composición de los alimentos o
    c) Producir un deterioro de las características organolépticas de los mismos.
  2. El etiquetado, la publicidad y la presentación de un material o artículo no deberán inducir a error a los consumidores.

Materiales que pueden regularse mediante medidas adoptadas por procedimiento comitológico:

  1. Materiales y objetos activos e inteligentes
  2. Pegamentos
  3. Objetos de cerámica
  4. Gomas
  5. Vidrio
  6. Resinas d eintercambio iónico
  7. Metales y aleaciones
  8. Papel y cartón
  9. Materiales plástios incluyendo plásticos reciclados
  10. Tintas de impresión
  11. Celulosa regenerada
  12. Siliconas
  13. Productos textiles
  14. Barnices y revestimientos
  15. Ceras
  16. Maderas

Legislación específica

Existe legislación específica para determinados materiales:

  1. Films de celulosa regenerada: Directiva 2007/42/CE
  2. Cerámica: Directiva 1984/500/CEE
  3. Plásticos: Reglamento (UE) 10/2011
  4. Materiales activos e inteligentes: Reglamento (CE) 450/2009
  5. Plástico reciclado: Reglamento (CE) 282/2008

Hay por tanto numerosos materiales que no están regulados ni existe la obligación de establecer normas específicas para todos los materiales enumerados anteriormente. Para todos los materiales no regulados (o no regulados aún), se aplican los requisitos generales, la cláusula de seguridad y de etiquetado y la de trazabilidad del Reglamento Marco 1935/2004.

La reglamentación europea continúa avanzando en la regulación de los MCA y su objetivo es que los alimentos que consumamos sean seguros y de calidad. En breve se prevé la armonización de la legislación de materiales de cerámica y siliconas.

Un comentario en “Materiales en contacto con alimentos”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: